Los Foros de la Virgen María han cambiado de Dirección. Ahora estamos en www.forosdelavirgen.org . Encuéntrenos allí.


Virgen de Belen de Aragua, Venezuela ( 26 de noviembre)

El 26 de Noviembre de 1709, estando el indio Tomás José Purino cortando un árbol, vio como se levantaba la tierra hasta dejarse ver una pequeña imagen de una mujer con el niño en el brazo derecho y a sus pies una media luna. Llamó a su esposa Inés Heredia, para que viese la prodigiosa aparición de la madre de Dios, quien había querido quedarse en estas tierras aragüeñas.




BOLIVAR Y SAN MATEO

El pueblo de San mateo fue fundado el 30 de Noviembre de 1620 por el teniente de Gobernador Pedro Gutiérrez Lugo y el cura Don Gabriel de Mendoza

Debido a la relación entre la familia Bolívar y la población de San Mateo, en los días previos al nacimiento del genio de América, se encontraba su madre junto al resto de su prole en la hacienda de San Mateo, es por este motivo que mucha gente plantea que Simón Bolívar nació en San Mateo, que era para la época era parte de la provincia de Caracas, lo cual hace que la historia no quede desmentida salvo por la ubicación de la casa donde ocurrió el nacimiento, la cual no sería la casa en la actual ciudad de Caracas sino en la de la hacienda del humilde pueblo de San Mateo. En todo caso buena parte de la niñez de Simón transcurrió en San Mateo, donde aprendió a montar a caballo, nadar, trepar arboles, etc. y a la vez recibió educación formal de manos de Don Simón Rodríguez. Es por esta razón que al casarse Simón con María Teresa del Toro y Alaiza, y ésta enfermarse, decidió trasladarse hasta San Mateo para ver si el clima le ayudaba a mejorar de su fatal enfermedad.

Pasó el tiempo y llegó la guerra de independencia, y más particularmente llegó el año de 1814, y con este, la devastación. Al estar San Mateo y La Victoria ubicados en los caminos que conducen a Caracas desde el Sur-Occidente del territorio, se convirtieron en importantes bastiones a conservar en contra del ataque de Boves y sus lanceros, es así como en San Mateo se libraron las batallas del 28 de Febrero y la del 25 de Marzo, en las cuales se inmolaron Vicente Campo Elías, Villapol y el más heroico de todos, Antonio Ricaurte.


LA APARICION

El año de 1709 es de especial recodación entre los sanmateanos de todos los tiempos, ya que ese año ocurrió uno de los más grandes milagros de la fe cristiana: la aparición de la Virgen María al indio Tomás José Purino y su esposa el 26 de noviembre. Esta virgen fue llamada posteriormente de Belén.



El pueblo contaba entonces con solo humildes y pajizas chozas, regadas sin orden ni armonía en torno de la iglesia parroquial, cónsona esta, por la humildad de su aspecto interior, con la pobreza e indigencia de los vecinos. Su chata torre, cual dedo extendido, señalaba el cielo, recordando a todos su eterno destino; y el agudo tañer de su campana llamaba a los niños de ambos sexos a la doctrina que con celo y amor, les explicaba el Rvdo. Padre Fray Nicolás de la Torre. Era, en este venturoso año cacique de la comunidad indígena de San Mateo, Don Mateo de Oroguaypuro, u Oroguaypur, quien gozaba de gran prestigio entre sus coterráneos.

Distante una cuadra de la iglesia estaba situada la choza del indio Tomás José Purino, hombre sencillo y temeroso de Dios, de conducta recta y fama intachable, siendo notoria su pureza de costumbres y verdadera religiosidad; gozaba entre los suyos del aprecio a que siempre se hace acreedora la virtud, con tal razón veíase investido con el cargo de fiscal de la Doctrina. Estaba unido en legítimo matrimonio con Inés Heredia, también india de vida arreglada, que compartía con él los mismos sentimientos y deseos.

En la mañana del 26 de Noviembre del ya citado año, salió Tomás José Purino al patio interior de su casa y dióse a la faena de ajar un tronco de un árbol para el uso particular de su hogar. Apenas había iniciado su trabajo, cuando dirigiendo la vista a un punto del suelo, inmediato a él, observó con rara extrañeza una curiosa novedad: a medida que golpeaba el palo con el hacha, el suelo se movía, y se levantaba ligeramente la tierra. Con viva curiosidad observaba Purino este inesperado fenómeno, que su mujer atribuyó en un principio al vigor y fuerza con que golpeaba el madero, pero, prosiguiendo el indio su ruda faena, creció de pronto su extrañeza al observar que la tierra, levantándose hasta formar una pequeña prominencia, se iba abriendo dejando en su centro una como raja u hoyo. No conteniendo su emoción exclamó a grandes voces: "¡Inés, Inés, ven, corre!".

No sabiendo el motivo de esta alarmante llamada, acude presurosa la india y ambos esposos vieron como por la raja del centro de la prominencia de la tierra, que lentamente se había formado, salía, hasta quedarse parada encima, una diminuta imagen del tamaño de una moneda de un vellón (aproximadamente el tamaño de una moneda actual de 500,00 Bs.).

Indescriptible fue la emoción de Purino y de su mujer cuando, acercándose más, advirtieron que la imagen aparecida representaba a la Virgen sentada sobre una media luna y sosteniendo con la mano derecha al Niño, posado sobre sus rodillas. A una orden de su marido, trae Inés un pañito con el cual el indio, doblada la rodilla, coge la sagrada imagen y la coloca en un altar de su casa, en medio de luces y flores con que la adornaron los afortunados moradores de esta bendita mansión.

Tomó el indio la imagen y la tuvo en su casa en medio de flores durante 15 días, siendo visitada por gran cantidad de fieles. Luego fue trasladada con gran solemnidad a la Iglesia parroquial, donde se venera en la actualidad.

El nombre se debe a que la Virgen se manifiesta en la víspera de la celebración en Sarría, España las fiestas de la Virgen de Belén.

Divulgóse este prodigio por todo el pueblo, y la choza del indio se llenó de gente que acudía a contemplar a esta imagen y a oír el prodigioso relato de su providencial hallazgo. Quiso entonces el fervoroso Purino ofrecer a la Madre de Dios el espiritual obsequio del Smo. Rosario, que rezó en compañía de su madre María Micaela, de su mujer y de los muchos indios y demás gentes del pueblo que entonces llenaban su casa.

Todos los 26 de Noviembre son una fiesta en San Mateo, de la misma manera que los días previos los cuales sirven de preparación. El eje y motor de esta fiesta es la fe cristiana que se manifiesta con, misas, marchas y procesiones en compañía de la Patrona del Pueblo y de todo el Estado Aragua.


MILAGROS

A la mañana siguiente ocurre el primer milagro, la Virgen había cambiado el color plomizo y oscuro que traía desde su aparición a un color dorado y le aparecieron nubes y angelitos a sus pies.

El Ilustrísimo Arzobispo de Caracas, Dr. Crispulo Uzcátegui, obtuvo de la Santa Sede en 1896 una Indulgencia Plenaria a perpetuidad a todos los fieles que visitasen la imagen de la Virgen de Belén durante el tiempo de sus fiestas anuales.

Otro milagro atribuido a la excelsa Madre de Dios, Virgen de Belén, fue en el año 1918 cuando el pueblo fue azotado por una epidemia de gripe española llegada al país por el puerto de La Guaira. Con los rezos implorantes del Presbítero Dr. Luis Rafael Romero Sánchez, quien era adorador de la Virgen de Belén, la peste se erradicó de manera rápida y milagrosa.

Fue tanta la devoción del Pbro. Romero, que le fue otorgado el nombre de “Peoncito de la Virgen de Belén”, título que prefirió al de Monseñor. A ella dedicó el siguiente verso, con el cual queda sellada en el sentimiento religioso del Estado, la devoción a su patrona la Virgen de Belén, sus palabras fueron las siguientes:

“Tu amor y tus gracias / nos cubren de bien / Patrona de Aragua / Virgen de Belén.


HACIA SU TRICENTENARIO

El 26 de noviembre de 2009 se festeja el tricentenario de su aparición.

En 1962, Monseñor José Alí Lebrún Moratinos y Monseñor Feliciano González, primer y segundo Obispos de Maracay respectivamente, solicitaron la Coronación Canónica de la Imagen de la Virgen de Belén, acto celebrado el 31 de enero de 1965, todo gracias al desarrollo devocional creciente del pueblo de Aragua, hacia la Virgen de Belén.

Luego de un espacio prolongado de tiempo, en el cual no decayó la devoción hacia la Virgen de Belén, llega el 295 aniversario de su aparición el día 26 de noviembre de 2004 y es nombrada por el Gobernador Didalco Bolívar “Cuarto Símbolo del Estado Aragua”.

En el año 2006,el para ese entonces Obispo de la Diócesis de Maracay, Reinaldo del Prette, dicta el acuerdo donde se nombra la comisión encargada de planificar, organizar y velar por la ejecución del programa que motivará e incrementará la afectuosa devoción de los fieles de Nuestra Señora de Belén.

Desde el año 2007 la Diócesis de Maracay se ha encargado de la entronización de las imágenes de Nuestra Señor de Belén en las 63 parroquias del Estado, sumado a ella el Santuario de la Madre María de San José. También su imagen ha llegado y/o llegará a los templos y Santuarios de otros estados de Venezuela, en una loable campaña de difusión y manifestación religiosa de este preciado valor que apareció en Aragua, llevándole a ser su Patrona y Símbolo estadal.

Otras actividades de impulso han sido la creación del concurso para la creación del Himno a la Virgen de Belén, quedando como ganador Ludving Salazar. También está la canción que interpretara Serenata Guayanesa en ritmo de zangueo, llamada “María Belén”, letra del poeta Guillermo de León Calles y música de Miguel Ángel Bosch, agrupación ésta que también hará su aporte en este y próximos aniversarios en la población de San Mateo. Muchas otras actividades se tienen planificadas y esperan la colaboración de la empresa privada y organismos públicos para “magnificar” la presencia de la Virgen de Belén dentro y fuera del Estado.



Oración a la Virgen de Belén

Madre y señora nuestra, que quisiste darnos una prenda de especial predilección en tu milagrosa imagen que veneramos bajo el título de BELÉN. Escucha las plegarias de tus hijos, que confiados se postran ante Ti.

Virgen de BELÉN, Madre de misericordia, que todos nos amemos como hermanos. Que Tú seas la paz para los que añoran, el consuelo para los que sufren, la luz para los descarriados, la felicidad para todos.

Y así como un día en manos de nuestro Libertador, en momentos de luchas y de tinieblas, fuiste Tú el arco iris de triunfo y de paz, te pedimos Virgen de BELÉN que vuelvas a brillar en nuestro firmamento venezolano como arco iris de alegría, de amor y de paz. Amén.



Virgen de Belén: Patrona y Símbolo de Aragua


Virgen de Belén, Patrona del Estado Aragua, Venezuela


data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: