Los Foros de la Virgen María han cambiado de Dirección. Ahora estamos en www.forosdelavirgen.org . Encuéntrenos allí.


VIRGEN DE URKUPIÑA, BOLIVIA ( 15 DE AGOSTO)

En época de la colonia la Virgen se presento a una niña pobre con el niño y un día le dijo que llevara unas piedras a su casa; esas piedras se convirtieron en plata y luego encontraron la imagen en el lugar de la aparición. En la serranía de Cota, cerca de Quillacollo, a 13 Kms. de Cochabamba, se encuentra la “Capilla del Calvario” en honor a la Virgen María. Se construyó alrededor de 1943 en el mismo lugar donde ocurrieron las apariciones de la Santísima Virgen a una niña. ...CONTIENE VIDEOS... ...VER VIDEOS... La Virgen de Urkupiña (también llamada Urqupiña o Urcupiña) es la advocación de la Virgen María Asunta que se venera en Quillacollo. Ha sido nombrada Patrona de la Integración Nacional por el gobierno de Bolivia. Aunque no existe claridad respecto a la fecha exacta del reconocimiento oficial de la Virgen de Urkupiña como imagen auténtica mariana, está establecido que el culto a dicha imagen se remonta al siglo XVI. LA HISTORIA Cuentan que en la época colonial, en la población de Quillacollo, Cochabamba, una pequeña niña ayudaba a sus padres pastoreando ovejas. Cierto día a la pastorcita se le apareció una hermosa y deslumbrante señora que cargaba en sus brazos un niño, la cual se convirtió en su amiga. Para la niña el conversar con la señora, quien le hablaba en el idioma nativo de la pastorcita, el quechua, y jugar con el niño, se convirtió en algo natural. Al llegar a su casa, les contó a sus padres sobre la bella señora; quienes sorprendidos oyeron a su hija relatar la forma en que “la señora” apareció. Extrañados los padres de la pastorcita, compartieron el hecho con el sacerdote de la parroquia y algunos vecinos, quienes decidieron cerciorarse de la veracidad del relato de la niña. Los relatos sobre el acontecimiento permiten conocer lo que da nombre a la virgen. La aparición de la virgen a la pequeña pastora no se realizó una sola vez, sino que por el contrario fueron muchas las ocasiones en las que se produjo este encuentro, que fue narrado por la pastorcita a sus padres. Cuenta otra leyenda que la pastora, cuya familia era muy pobre, llevaba unas ovejas a pastar entre los arbustos de un cerro. Un día se presentó ante ella la virgen con su pequeño hijo y le dijo: "…Levanta unas piedras y trasládalas a tu casa…". La niña, obediente, puso unas piedras en su canasta y, con su carga a cuestas, regresó a su hogar. Allí ante sus asombrados ojos, se presentó un milagro: las piedras se habían convertido en plata."Ork'hopiña, Ork'hopiña", que en quechua significa "ya está en el cerro". En el lugar donde la señora con el niño en brazos visitaba a la pastorcita, encontraron una bella imagen de una señora con su hijo, a la que denominaron Virgen María de Urkupiña, nombre castellanizado por el que actualmente se conoce a la Virgen. En ese lugar, se construyó el templo de la Virgen, que desde aquella época es venerada por el pueblo boliviano. EL TEMPLO El templo actual, fue construido desde el año 1908, su conclusión final fue el año 1947. La primera piedra se colocó en mayo de 1908, siendo en ese entonces Párroco el Padre Fructuoso Mencía, que fue llamado expresamente a esta parroquia para lograr su construcción. Los párrocos sucesores del Mencía continuaron la obra conforme sus posibilidades, hasta que el párroco, Francisco Cano Galvarro, el año 1943 decidió su definitiva culminación. Así fue tomando forma la fachada, elevándose las torres, tomando el estilo del templo (tipo basílica). Las tres primeras campanas, llegaron luego a formar una docena. Se elevó el piso del altar mayor para dar lugar a la Cripta del Santo Sepulcro. Se rodeó el templo de graderías, en todo su contorno libre, asimismo se construyó el camarín de la Virgen en el altar mayor, donde actualmente se encuentra entronizada. Igualmente se modificaron el baptisterio y los altares laterales con una nueva distribución de las sagradas imágenes. Se construyeron los altares de San Ildefonso, titular de esta parroquia; el de la Pasión y el de San Pedro. Hasta que finalmente con una fiesta se inauguró el templo un 14 de agosto. La Mamaíta de Urkupiña fue en todo momento la piedra de toque para los entusiasmos, tanto del pastor como de las ovejas del rebaño de Cristo. Por ella se habría todas las puertas y se hacían todos los esfuerzos. En una palabra, todo lo que tiene de grandioso y bello el templo de de Quillacollo es fruto de la devoción tierna y sincera de este pueblo hacia su “MAMITA”. El 8 de diciembre de 1998, se declaró “SANTUARIO DE INTEGRACION NACIONAL” a la Basílica de Urkupiña. La fiesta se celebra el 15 de agosto en Quillacollo-Cochabamba. El año 2008 se celebran los cien años desde la colocación de la piedra fundamental para el inicio de la construcción de nuestro templo. LA FESTIVIDAD La festividad de la Virgen de Urkupiña, se celebra del 14 al 16 de agosto en Quillacollo, provincia importante del departamento de Cochabamba. Esta fiesta en honor a la Virgen María de Urkupiña, convoca a peregrinos de todo Bolivia y países vecinos, a visitar su Santuario. La festividad religiosa de la Virgen de Urkupiña, patrona de la Integración Nacional es sin duda una de las más importantes fiestas religiosas y folklóricas del país. Llegan caminando hasta su altar o hasta el cerro de Cota, lugar de su aparición, recorriendo los 13 Km. que separan Quillacollo de Cochabamba, es una de las muestras de amor, devoción y fe de los creyentes hacia la sagrada imagen. La fiesta de la Virgen de Urkupiña se ha convertido en una festividad tradicional y folklórica, que convoca a variadas agrupaciones juveniles de danzas autóctonas, a realizar bailando un largo recorrido como una forma de veneración a la Patrona de Urkupiña. Esta singular "Entrada Folklórica" llena de colorido, música, danzas, belleza y fe son dignas de admiración. Miles de bailarines vistiendo elaborados y llamativos atuendos, danzan al ritmo de músicas folklóricas, deleitando a los espectadores con variadas y hermosas coreografías. Durante la festividad, los peregrinos también visitan en el cerro de Cota, el lugar denominado el Calvario, sitio donde extraen piedras con la creencia de que según el tamaño extraído de piedra, la Virgen lo compensará en dinero. Además se adquieren objetos en miniatura: pequeñas casas, automóviles, camiones y diferentes objetos que representan los deseos materiales de los creyentes y que según testimonio de los mismos, la milagrosa Virgen concede. La fiesta en si dura cuatro días. El primer día es la “Entrada Autóctona”, y consiste en el desfile de las tropas y fraternidades de bailes indígenas o más tradicionales, que insatisfechos por la gran cantidad de grupos foráneos que se presentaban en la fiesta, quisieron un día para ofrendar a la Virgen de Urkupiña con su música y bailes típicos de distintas zonas de Bolivia. En este primer día de fiesta, lleno de colorido, baile y devoción, ondea por sobretodo la multicolor bandera del Tiwantinsuyo. El segundo y el tercer día son las entradas del resto de las fraternidades, y desde temprano en la mañana comienza el baile, que se prolonga por varios kilómetros en un circuito al interior del pueblo, hasta llegar al Templo de San Ildefonso, donde cada grupo saluda a la Virgen y es bendecido por ella. A lo largo del trayecto el público ovaciona a los bailarines, ya sea desde las graderías instaladas en las aceras o desde la misma calle, ya que en cada acera hay grupos de compadres y mamitas riendo al son de la fiesta, bailando y bebiendo cerveza, dejándose llevar por la música y por la virgen, deleitándose con el festival de colores. El cuarto día es completamente diferente, se inicia a la medianoche del tercer día, cuando miles de devotos de la virgen inician la peregrinación desde Cochabamba hasta el cerro Cota, a 13 kilómetros de distancia. Antes de que se asomen los primeros rayos de sol se realiza la misa de gallos en el Templo de San Ildefonso, en la que una inmensidad de velas ilumina la iglesia y la plaza de Quillacollo mientras el cielo pacientemente comienza a clarear. Ya en el cerro están las minas, que son lugares de los que extraen rocas a golpe de martillo, roca que después de bendecida y challada por sahumadoras, pasa a representar los favores materiales pedidos a la virgen, por lo que el tamaño de la roca extraída representa el tamaño del favor o la cantidad de dinero que se ha pedido, entonces cada devoto debe llevarse la roca a su casa. Al año siguiente la roca debe ser devuelta, se debe traer al cerro y ser entregada a la Virgen, cumpliendo así con la promesa de devolver el favor pedido el año anterior. Al momento de devolver las piedras se reinicia el ciclo, se entregan las antiguas y se toman nuevas, rogando otra vez por favores a la Virgen. Así concluye la fiesta de la virgen de Urkupiña, después de cuatro días de fervor y devoción popular, después de cuatro días en que se mezclan, se sobreponen y se funden los más antiguos rituales andinos con la tradición católica, después de cuatro días, y de cinco siglos, en los que la pachamama ha sido la virgencita, y la virgencita ha sido la pachamama. VIDEO Urkupiña 2008 Urkupiña 2007 - Tinkus Cochabamba Fraternidad Folklorica Boliviana Calvario Urkuíña IR ARRIBA

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: