Los Foros de la Virgen María han cambiado de Dirección. Ahora estamos en www.forosdelavirgen.org . Encuéntrenos allí.


NUESTRA SEÑORA DE SANTA ANITA, MÉXICO ( 24 DE ENERO)

La Virgen de Santa Anita es venerada en el poblado del mismo nombre pero la devoción hacia ella se ha dado a conocer en varias partes del estado de Jalisco donde recurren sobre todo pidiendo ayuda en alguna enfermedad ya que es conocida como “Abogada de los Enfermos”... ...CONTIENE VIDEOS... ...VER VIDEOS... Santa Anita es un poblado que se encuentra a unos 20 kilómetros de la ciudad capital por la carretera a Morelia, durante muchos años arrieros que iban hacia Guadalajara llegaban a visitar a Nuestra Señora de Santa Anita en la capilla ya que habían escuchado de la imagen. La fama trascendió y las peregrinaciones aumentaban cada vez más por el Camino Real de Colima, que era el camino principal hacia Guadalajara muchos años antes, la capilla era insuficiente para albergar a tantos peregrinos así que se decidió construir un nuevo templo más grande el cual se inició en Octubre de 1732. LA IMAGEN La imagen de Nuestra Señora de Santa Anita mide 45 cm. de largo, es de talla española con túnica bermellón opaco, posee manto verde mar esmaltado, su cara es ovalada, pero sus facciones son recogidas y extremadamente finas, la nariz es pequeña, no en exceso, sino bien proporcionada, muy noble y aguileña. Su boca es pequeña, sus ojos son grandes y muy rasgados de color aceituna, la mirada es tranquila y amable, en su brazo derecho tiene una candela lo que revela su advocación actual, y en el derecho lleva en brazo un niño pequeño de madera maciza de tiempo más reciente, en el dedo anular de su mano derecha sostiene un anillo, sobre su vestido se le colocó una canasta con dos palomas con motivo de la presentación del niño Jesús al templo y de su santa purificación. Está colocada sobre una peaña de plata donde se muestra el misterio de la llegada de la Imagen a la Población y sobre su cabeza y la del niño descansa una Corona y una Aureola de Oro puro y pisa sobre una media luna. LA LLEGADA Existen varias versiones acerca de la llegada de la Imagen de la Virgen entre 1530 y 1535, algunos historiadores dicen que fue donada por Fr. Antonio de Segovia, otros dicen que fue Fr. Miguel de Bolonia, pero no son exactas estas versiones. La más acertada es la de un fraile ermitaño que provenía de España y que pasaba por el pueblo y se encontraba enfermo, lo recibió una india de nombre Justina o Agustina (quien ya se había convertido al catolicismo) ya que era una excelente curandera y la única del poblado, ahí Justina cuidó al ermitaño hasta su muerte, después la india tuvo que hacerse cargo de la imagen que el ermitaño traía consigo, Justina ocultó a la imagen y varios días después la imagen comenzó a manifestar maravillas. Cuando Justina iba a visitar algún enfermo para tratar de curarlo con hierbas medicinales, colocaba unas candelas a los pies de la sagrada imagen para rogar por el enfermo, un día al prender las velas observó en el rostro de la virgen cambiaba de color, se dio cuenta que era una señal milagrosa y notó que cuando el rostro cambiaba a moreno, sin luz y trigueño, era señal de que el enfermo moriría indiscutiblemente; entonces regresaba a la casa de la persona y le comentaba que su muerte estaba pronta y que lo único que podría hacer era disponerse al señor para una buena muerte; en cambio cuando Justina observaba el rostro vivo, encarnecido y chapeteado era señal de que el enfermo sanaría y viviría, volvía con el enfermo y se disponía a curarlo para que este sanara pronto por la intersección de la Virgen María. Estos hechos se repitieron con tranquilidad hasta que Justina fue llamada por las autoridades eclesiásticas para comprobar tal hecho que es considerado como uno de los grandes milagros de Nuestra Señora de Santa Anita; con el tiempo la india Justina murió y los pobladores optaron porque la imagen fuera llevada a la capilla del hospital que se encontraba frente al templo de la Señora Santa Ana, quien fuera patrona principal del pueblo. En 1700 se puede decir que la imagen obtuvo un nivel de culto más grande que el de la población ya que muchos viajeros ya habían escuchado del poder milagroso de la venerada imagen, ésta fue trasladada al templo de Santa Ana; el P. Téllez cambió las vestiduras rotas de la imagen y le colocó nuevas. INCENDIAN EL SANTUARIO En 1860 las leyes de Reforma del Presidente Benito Juárez y el movimiento anticlerical afectaron a la comunidad, los pobladores al enterarse que Antonio Rojas, soldado liberal, iba atacar la población huyeron al cerro más cercano, la imagen fue sacada del templo sin que los pobladores se enteraran y fue trasladada al convento de las Madres Capuchinas en Guadalajara donde fue bellamente vestida. El 29 de Octubre, Rojas ordenó que el Santuario fuera incendiado junto con el convento, después de la desolación del poblado los soldados y Rojas se marcharon y los pobladores regresaron a sus hogares. Años después cuando el Santuario fue reconstruido la Imagen regresó con una gran fiesta y alegría para todos los pobladores ya que muchos pensaban que también se había consumido con el fuego de aquel día tan desafortunado. Durante muchos años los peregrinos que iban a visitar a la Chaparrita a su Santuario dejaron de peregrinar ya que pensaban que la imagen se había quemado en el incendio al Santuario y el peregrinar de muchas personas se perdió, pero la imagen no ha dejado de tener culto y actualmente recibe miles de peregrinos de distintos puntos del país y del extranjero. EL MILAGRO DE LA EPIDEMIA En 1918 se propagó una enfermedad llamada Influenza o gripe española que rápidamente se convirtió en epidemia, la mayoría de la población estaba infectada y casi todas las casas funcionaban como hospital para auxiliar a los moribundos, otras personas sacaban los cuerpos de los ya muertos y los sacerdotes ayudaban a los enfermos y oraban para que terminara tal enfermedad. Los pobladores que aún no estaban infectados, por temor a que la epidemia acabara con comunidad, solicitaron que la Imagen de Nuestra Señora de Santa Anita recorriera las calles del pueblo para bendecir a sus hijos y que les proporcionara la salud y que terminara la mortal enfermedad; el permiso se concedió y la imagen recorrió todas las calles del pueblo, se dice que después del recorrido de la virgen por el poblado solo dos personas más murieron y la enfermedad desapareció, el evento se considero milagroso y afortunado para todos, así que la virgen tomó el titulo de “Abogada de los Enfermos” por proteger a su pueblo de la enfermedad y por su celestial intersección ante Dios. PACIFICADORA DE LAS TORMENTAS A la Virgen de Santa Anita se le conoce también como ‘Pacificadora de las tormentas”. Por el año de 1937 aproximadamente, Zeferina Díaz le platicó a su hija Josefina, que al acudir a la tienda de Rosita y Chelo Díaz, estaban platicando sobre la tormenta que había caído sobre la población en la noche anterior, que los rayos se sucedían con estrépito llenando de miedo a los pobladores y el caudal del agua subía paulatinamente su nivel por las calles, inundando las casas. Por la ventana del hogar de las señoritas Díaz, se asomaron y vieron que en el atrio estaba una niña pequeña, sola, azotada por la lluvia, el miedo ante la tormenta y la inundación, les impidió salir a averiguar de quién se trataba. Al día siguiente el señor cura fue enterado de lo sucedido y con una sonrisa dijo que él había subido al coro para ver a través de una ventana superior para ver si había peligro de que la inundación de las calles penetrara al templo, y al voltear para ver el nicho, la imagen de la Virgen no estaba en su lugar. Cuando iba a dar la vez de alarma a los frailes del convento con gran sorpresa se dio cuenta de que una niña, frente a él, caminaba por el pasillo rumbo al altar, quedó estupefacto y antes de saber qué estaba pasando, súbitamente la imagen de la Virgen volvía a estar en su nicho. Bajó rápidamente del coro y se acercó hasta quedar frente a la imagen y se dio cuenta de que el vestido estaba mojado y lleno de lodo. Repentinamente había dejado de llover y el agua no había inundado el templo. LA CORONACIÓN Después de varios intentos para que la Imagen de la Virgen de Santa Anita obtuviera la Coronación Pontificia, en 1983 se comienzan gestiones para tal suceso pero la imagen debía tener varios requisitos como primeramente la Coronación Diocesana. El 2 de Octubre de 1991 se logró la aprobación de parte del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo quien anunció la Coronación Diocesana para el 2 de Febrero de 1992, fiesta patronal del pueblo. Los Sacerdotes encargados de llevar la ceremonia fueron el Obispo Ramón Gódinez, Obispo Fr. Manuel Romero Arvizu o.f.m. y el Obispo Fr. Antonio Pérez Sánchez o.f.m., el evento se llevó acabo en el Centro deportivo San Felipe de Jesús que albergó a 15 mil personas. En Agosto 1º de 1994 una réplica de la Imagen de la Virgen de Santa Anita partió de su pueblo, varias personas junto con Fr. Mariano Cárdenas o.f.m. y Fr. Héctor Ventura o.f.m. salieron hacia Tierra Santa, pero antes se hizo una escala en el Vaticano el 17 del mismo mes para estar presentes en la Audiencia semanal del Papa Juan Pablo II junto a algunos enfermos, cuando el Santo Padre se iba a retirar se acercó a la Imagen y la bendijo junto con los enfermos. El 23 de Agosto la imagen llegó a Ain Karem, Israel, fue colocada en una capilla dedicada en su honor en la Basílica de la Visitación donde se celebró una misa para después regresar a México. Nueve años más tarde el 2 de Febrero de 2003 la comunidad pidió al Cardenal Juan Sandoval Iñiguez la Coronación Pontificia con las gestiones y requisitos posibles, y posteriormente en Noviembre del mismo año la solicitud llegó al Vaticano con un estudio de la devoción e historia de Nuestra Señora. En Enero la respuesta ya estaba de vuelta, donde el Papa Juan Pablo II aprobaba la Solemne Coronación Pontificia de Nuestra Señora de Santa Anita en manos del legado papal y representante de la Arquidiócesis de Guadalajara, el Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, quien en Febrero de 2004 la anunció para el 29 de Mayo de 2004 en el centro deportivo San Felipe de Jesús, donde el número de fieles que asistieron superaron las 18 mil entre autoridades eclesiásticas, religiosos, sacerdotes, autoridades civiles, peregrinos de distintos puntos del país y el extranjero y el pueblo en general. SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE SANTA ANITA Este templo es uno de los más bellos del estado de Jalisco, en 1653 se termina de construir la capilla de Nuestra Señora Santa Ana, pero en el año de 1732 se derrumba y se comienza el nuevo templo. Manuel Charles de Herrera fue el iniciador de la construcción del templo de La Virgen de Santa Anita ya que él era muy devoto de la Virgen y el 6 de Octubre de 1732 se inicia la construcción donde él dona gran parte de su fortuna para poder comprar los materiales de construcción. La edificación del Templo duro 30 años y fue terminada en el año de 1762. Las torres fueron anexadas tiempo después, en 1813 se terminó la última torre y con esta la magnifica construcción da un total de 81 años de construcción. Durante el incendio del Santuario en Octubre de 1860 se tardo más de 25 años para reparar por completo el interior del templo. El 29 de Julio de 1944 Don José Garibi Rivera, Arzobispo de Guadalajara decretó que el templo se convertía en Parroquia de Santa Anita, a cargo de los religiosos de San Francisco. En Julio de 1981, siendo párroco Fr. Lázaro Silva Ramos o.f.m., bendice el templo y las campanas del mismo y se convierte en Santuario de Nuestra Señora de Santa Anita. La arquitectura del templo es una de las más impactantes y hermosas del estado de Jalisco, está construido en forma de cruz latina, la nave principal tiene su intersección con la nave transversal, un crucero en el cual se apoyan cuatro pechinas que ostentan las cuatro imágenes en alto relieve de los cuatro evangelistas. La arquitectura exterior del templo es estilo Barroco con 6 esculturas a los costados de la puerta, ventanal de salida al balcón y la escultura de la presentación del niño Jesús al templo las cuales son Santa Clara, San Francisco, San Roque, San Diego de Alcalá, Santa Margarita y la Reina Isabel de Hungría. El Santuario de Nuestra Señora de Santa Anita es considerado como una pieza arquitectónica del Barroco y es tal la Belleza que muchas personas de Guadalajara y de pueblos cercanos contraen matrimonio en este templo y todo visitante de Jalisco al igual que una persona originaria del estado esta obligada culturalmente a visitar el templo. LAS FIESTAS Las fiestas patronales se llevan a cabo del 24 de Enero al 2 de Febrero, comienzan con un tradicional convite de carros alegóricos el domingo antes del inicio del novenario. Durante el novenario hay peregrinaciones de las distintas poblaciones vecinas, de grupos parroquiales y escuelas de la población. Durante el novenario hay tres peregrinaciones de gran importancia: la primera se realiza el primer o único domingo del novenario y es conocida como la romería de los Hijos Ausentes ya que este día se dan cita peregrinos de Estados Unidos, Nuevo León, Tamaulipas, Guanajuato, Nayarit, Baja California y comunidades del estado de Jalisco que suman alrededor de veinte mil, ese día caminan más de dos kilómetros desde la entrada del pueblo hasta el Santuario. Otra es la Entrada de la Cera, congrega a miles de personas con sus velas o con algunas ofrendas, caminan en procesión hacia el Santuario para regalar estos objetos al convento, en esa misma procesión una familia distinta regala un vestido nuevo cada año que lo utiliza al día siguiente. Y la otra el dos de febrero donde la Imagen Original sale por única ocasión del templo y recorre varias calles para bendecir a sus hijos un año más junto con su Guardia de Honor. Desde el 29 de Mayo de 2005 se realiza un triduo en honor a la Coronación de la virgen de Santa Anita celebrado el último domingo de mayo. VIDEO Ene 2008 Fiestas de Santa Anita, Jal. Feb 2008 Nuestra Señora de Santa Anita IR ARRIBA

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: