Los Foros de la Virgen María han cambiado de Dirección. Ahora estamos en www.forosdelavirgen.org . Encuéntrenos allí.


VIRGEN DE LA LAGUNA DEL MESÓN DE FIERRO, ARGENTINA ( 8 DE DICIEMBRE)

En la segunda expedición de colonización del Chaco de 1879, los soldados estaban al borde la muerte de sed, su comandante promete a la Virgen hacer un altarcito en ese lugar y dejar la imagen de la Inmaculada que le había regalado su madre. Fue cuando aparece a muy poca distancia una laguna. Luego la imagen es reencontrada por unos hacheros y en 1923 los vecinos le levantan una capilla. En su inauguración, el sacerdote que ofició la bendición bautizó a 127 indios... El Campo del Cielo es una extensa región de Argentina ubicada en el Chaco Austral, más exactamente en los confines entre las provincias de Chaco, Santiago del Estero y el extremo noroeste de la provincia de Santa Fe. Aproximadamente, desde los años 1770 habitaban en la zona los indígenas que tenían su propia historia formada y que se lo transmitían oralmente. Ellos hablaban de la “lluvia de fuego” que cayo en el lugar y trajo el Mesón nombre que le dieron al trozo de meteoro, al que conocemos según la Ciencia y mediante la técnica del carbono 14, la que determina que entre los años 2080 y 1910 antes de Cristo, se produjo en el lugar el choque de un asteroide con la Tierra en (Piquèn Noralta) Otumpa al que, en la actualidad de los conoce como Mesón de Fierro. Los indios Vilelas son coincidentes en líneas generales con otras Etnias como Tobas y Matacos, cuentan que “un fuego grande” quemó todo, hablan de un holocausto de fuego caído del sol y cuyos sobrevivientes originaron las distintas razas; no debemos olivar que los indígenas concurrían a esta zona, como a un Santuario, para adorar a “Dios Sol” o “Uncle”(que significa: árbol de hierro), como ellos lo llamaban. La gente Mocoví, para repararse de los incendios, se abismaron en los ríos y lagunas, ellos admiraban y se sentían muy atraídos por los reflejos que salían de la pieza, (que no era otra cosa que el trozo del meteoro) los indígenas querían que esos reflejos que se desprendían a la salida del sol se alzaban a Dios, era por eso que elevaban sus pedidos y plegarias, agradeciendo todos los favores recibidos. Para los Mocovíes el “Gran Chaco Gualamba” era su patria. Después de la llegada de los conquistadores aparecieron los gauchos, que era la cruza de los aborígenes con los impetuosos forasteros. La lucha contra el indio fue dura y continua, las ciudades fundadas desde la conquista era vecinas de los primitivos dueños del territorio. Cuando se tomo conciencia de que había que cambiar la fisonomía del país, comenzaron a llegar de Europa, los primero colonos, esta sangre gringa apaciguaría a los indígenas, distribuían convenientemente el trabajo, mejorarían las necesidades de cada uno, los amores y las comidas. Los antiguos pobladores de los bosques del Chaco Gualamba, eran de larga cabellera y macana al cinto. Se agrupaban en tribus y emergieron de las bandas transparentes de los ríos, o las verdaderas praderas. El conglomerado de estos indios eran guaraníes, de guayanas y charrùas, ellos lucharon contra los invasores blancos y es así como le dieron el sello de las gestas inmortales. PRIMERA Y SEGUNDA EXPEDICION AL CHACO La primera expedición tuvo lugar en el Siglo XIX, año 1870, el jefe de la misma era el Teniente Coronel Napoleón Uriburu, del Regimiento que guarnecía Jujuy, emprende la marcha hacia el Chaco, el 16 de abril de 1870. La tropa iba a cargo de 2 jefes y 14 oficiales, estaba compuesta por 238 individuos que montaban mulas y caballos. Los militares estaban armados de sable, carabinas y lanzas, además llevaban mulas cargueras con los bagajes de la tropa. La misión: tratar de encontrar un camino mas corto que uniera Salta – Corrientes. Es así como llegaron a San Fernando y más tarde a la confluencia derecha del río Paraná. Después de un intervalo de 9 años se vuelve a producir otra penetración militar en el Chaco, el 29 de agosto de 1879 salió desde Reconquista una segunda expedición al mando del Coronel Manuel Ignacio Obligado, contando en su tropa con 130 hombres montados en mula, 33 animales de reserva, 1 carro y mulas cargueras para el transporte de mercaderías y otros enseres necesarios. Llevaban 11 días de marcha, cuando el 8 de septiembre estas fuerzas llegaron a la línea de fortines en dirección este. La travesía fue dificultosa, el recorrido demorado por las continuas lluvias y las numerosas lagunas tierras anegadizas halladas en el trayecto de la ruta. Con muchos tropiezos siguen su marcha y al amanecer del 12 de septiembre en las proximidades de Las Chuñas, se libró un cruento combate con los naturales de la zona. Después de media hora de lucha sangrienta, los militares triunfaron , en la cruenta batalla murieron 32 indígenas y 79 fueron tomados prisioneros. APARECE LA LAGUNA Luego de este encuentro que los vuelve a demorar, continuó la marcha hacia “Campos del Cielo”. Cuando llegan al lugar deseado, después de una marcha tan larga y con tantos inconvenientes, los soldados estaban extenuados, la falta de agua para los soldados y los animales hace más difícil la situación para su comandante, desesperado sin encontrar solución, promete a la Virgen de hacer un altarcito en ese lugar y dejar la imagen de la Inmaculada, ésta se la había regalado su madre cuando entró en el ejército, y la puso entre sus alforjas, cuando emprendió la marcha para que los protegiera. Luego de pronunciar las palabras de promesa, aparece como si fuese un verdadero milagro indígena, a muy poca distancia una laguna. Es que en las proximidades del famoso santuario al que iban numerosas tribus, como los mocobíes, abipones, pilagás, matacos, etc. había una laguna, que el "dios" sólo había puesto para mejor pasar del indio, durante los días de adoración. Esa aguada era llamada PIQUEN-NO TIRE, o sea "pozo del cielo". Es así como se salta toda la tropa y las bestias, aunque dos de sus soldados extenuados a tal extremo, mueren. Ellos fueron sepultados a 80 pasos de esa laguna, este hecho dio origen a un cementerio que fue utilizado hasta el año 1945. Se encuentra detrás de la Capilla vieja que fue levantada posteriormente. Después de sepultar a sus soldados, el comandante cumple con la promesa que hiciera a la Virgen, nuestra madre del cielo; manda a algunos de sus hombres tallar en un quebracho cercano, un nicho, donde en pleno monte chaqueño, deja la imagen de la Inmaculada, la cubre con cuero para protegerla de los vientos nortes, la tierra y las lluvias. Después que recorren alrededor de 750 Kms, la columna hace su marcha de regreso al punto de partida (Reconquista), donde llegan el 12 de octubre; es digno destacar que el regreso tuvo tantos tropiezos con la ida. LA PRIMERA CAPILLA En 1895, el Dr. Kade, un médico suizo funda en “Campo del Cielo” la estancia “El Mesón”, por su parte los indios Mocovíes, habitantes de la zona informan a los colonos que llegaron mas o menos en el año 1891 y que el lugar se llama “Mesón de Fierro” porque “paisanos nuestros encontraron fierro grande como mesa”. Los hacheros de Kade encuentran al tronco con la imagen y la veneran con piedad, y su esposa retira la imagen del árbol, para improvisarle un pequeño altar en su domicilio. Años después, al abandonar la estancia, la lleva a Buenos Aires, siendo reclamada su devolución por los vecinos devotos que construyen el primer templo en 1923 colocándola en el tronco ahuecado. Después de 44 años, cuando en 1923 el R.P. Juan Holzer bendice y repone una nueva imagen en el mismo lugar que se encontraba la anterior deteriorada, lo hace a pedido de la esposa del Presidente de la Nación, Señora Regina de Alvear. Asistieron a este acontecimiento 650 personas, se bautizaron 127 indios al pie de la Virgen. En el año 1923 era el administrador de la estancia , el Sr. Rosemberg, con la ayuda de los vecinos, corta el quebracho a la altura de dos metros mas o menos, lo retiran y en su lugar levantan una pequeña capilla de 2, 50 por 2, 50 metros existentes hasta hoy, este trozo de quebracho que servia de altarcito, con la imagen de la Virgen fue colocado nuevamente en la Capillita. En 1962, manos sacrílegas destruyen aquella imagen que fue reemplazada por la actual. El 10 de mayo de 1967 es bendecida la actual capilla, hoy ampliada, ubicada a escasos metros del primer santuario. TIEMPOS ACTUALES El Padre Mariano Kieniarski escribió el 22 de enero de 1993 en la pagina 2 del título del terreno comprado por el obispado de Resistencia, para el Santuario del Mesón de Fierro se lee lo siguiente. En dicha Capilla se celebran periódicamente actos de culto que congregan a numerosos peregrinos, remontándose el origen de la celebración a un episodio de la conquista del Chaco por la expedición que mandaba el General Obligado. Otra nota del Tomo II del Libro de la Historia del Chaco comenta que todas las columnas de ejércitos en la Campaña de Victorica de 1884, que salían de: Fortín la Encrucijada, Fortín Kocherek, Fortín Tapenagà, Fortín Piglapk, pasaron por la zona del Mesón de Fierro hacia la Cangallé. Muchos se preguntan ¿Porqué la Virgen de la Laguna eligió precisamente El Mesón y no otro lugar del Chaco? Algunos, sostienen que la Virgen Maria buscó un lugar alejado de los centros poblados, alejado de ruidos ensordecedores, el silencio del monte, un trono de hierro, un meteoro caído del cielo, allí concurrían los indios, allí estaban los hacheros, ese lugar que fue “El primitivo Santuario de los Aborígenes”, santificándolo con su presencia. Se encuentra a los pies de la Virgen nombres y apellidos de gente devota que han venido a cumplir su promesa, vestidos de primera comunión, vestidos de novia, alhajas de valor, etc. Estos objetos depositados en el Santuario son testimonios del gran amor a la querida Madre del Cielo. Podemos señalar que en el año 1970, con la imagen de la Virgen alrededor de la laguna, el Obispo Diocesano de San Roque Monseñor Italo Severino Di Stèfano en forma solemne, con autoridad de Pastoral Local – Diocesano proclama a la Virgen de Mesón de Fierro: “Patrona del Sudoeste Chaqueño”. En mayo de 1974 se bendice el nuevo tinglado construido por el R.P. Casimiro Pronczkuk, ese mismo año el 8 de diciembre el gobernador del Chaco, don Deolindo Felipe Bittel invitado por la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Villa Ángela, visita en forma oficial nuestra querida madre del Mesón. “Madre querida, te pedimos que en todo peregrinar nos acompañes, que nos de siempre fe y esperanza hacia nuestro Padre, que nos espera en la eternidad”.

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: