Los Foros de la Virgen María han cambiado de Dirección. Ahora estamos en www.forosdelavirgen.org . Encuéntrenos allí.


SANTA MARIA LA ANTIGUA, PANAMA ( 9 DE SEPTIEMBRE)

...Cuenta la leyenda que una noche, durante el asedio a la ciudad de Sevilla, el rey Fernando III de Castilla, estando en el campamento, se postró ante la Virgen de los Reyes para pedirle auxilio. Siendo entonces cuando la Virgen lo llamó por su nombre y le dijo: "Tienes una constante protectora en mi imagen de la Antigua, a la que tú quieres mucho y que está en Sevilla", prometiéndole la victoria. Santa María La Antigua fue la primera advocación llegada al Istmo de Panamá en 1510 y establecida primero en un poblado de Darién. Esto ocurrió cuando ese año llegaron Vasco Núñez de Balboa y el Bachiller Martín Fernández de Enciso... ...CONTIENE VIDEOS... ...VER VIDEOS... Si México tiene a Nuestra Señora de Guadalupe, si Argentina tiene a Nuestra Señora de Luján, si Brasil tiene a Nuestra Señora de Aparecida, si Venezuela tiene a Nuestra Señora de Coromoto, si el Ecuador tiene a Nuestra Señora de la Dolorosa del Colegio, Si Costa Rica venera Nuestra Señora de los Angeles y Honduras a Nuestra Señora de Suyapa, Panamá venera a Nuestra Señora de La Antigua como su Patrona. En Roma existe una iglesia que lleva el nombre de Santa María Antigua en el Foro Romano, famosa principalmente por los frescos pintados entre el siglo VI y el VIII, que constituyeron un documento de máxima importancia en la historia de la pintura. Este hecho comprueba la relación entre la advocación de La Antigua con la Basílica de Santa María la Mayor en Roma la cual fue erigida por el Papa Sixto III en el año 432, un año después del Concilio de Efeso en el que se proclamó la maternidad divina de María. LA IMAGEN La iconografía usada para representar a esta Virgen de la Antigua, es aquella con la cual está representada en la imagen, de influencia bizantina, de la ciudad de Sevilla. La Virgen se encuentra en pie y posición frontal, vistiendo túnica y un manto que le cubre completamente la cabeza. Su rostro, de mirada al frente, aunque levemente girada hacia el Niño Jesús en una amable actitud. Sostiene delicadamente en su mano derecha una rosa, mientras carga en su brazo izquierdo al Niño, que juega con el jilguero. Sobre la cabeza, dos ángeles se disponen a coronarla, en tanto otro ángel, más arriba, extiende una cartela en la que se lee la frase evangélica "Ecce María venit ad Templum" en una alusión a la festividad de la Purificación. A los pies de la Virgen se encuentra una mujer orando de rodillas. El fondo de la imagen es dorado, adornado con un fino tapiz geométrico de motivos estrellados. La imagen matriz, de la que son copia todas las demás entronizadas en iglesias de medio mundo, es una pintura mural de influencia bizantina y autor desconocido. La plasmó en una pared de la antigua mezquita mayor almohade de Sevilla. Cuenta la leyenda que una noche, durante el asedio a la ciudad de Sevilla, el rey Fernando III de Castilla, estando en el campamento, se postró ante la Virgen de los Reyes para pedirle auxilio. Siendo entonces cuando la Virgen lo llamó por su nombre y le dijo: "Tienes una constante protectora en mi imagen de la Antigua, a la que tú quieres mucho y que está en Sevilla", prometiéndole la victoria. Después, un ángel le hizo penetrar en la ciudad hasta llegar a la mezquita principal en cuyo interior le fue mostrada la pared que la ocultaba, que se volvió trasparente, tal como el cristal, y Fernando III pudo contemplar la imagen de la Virgen tal como había sido pintada siglos atrás. El mismo ángel le orientó para volver al campamento, al que llegó sin menor sospecha e ileso. Pocos días, tras la rendición de los mozárabes, Fernando III de Castilla entró en Sevilla el 22 de diciembre de 1248, en la fiesta de San Isidoro, obispo y santo patrono de la ciudad. Abierta al culto cristiano por el rey Fernando III “el Santo” en 1248 tan pronto reconquistó la ciudad y convertida en catedral, siglo y medio más tarde acordó el cabildo derribarla y levantar sobre su solar la actual; pero conservando el muro pintado con la Virgen para reconstruirlo en el nuevo templo mayor. Otro siglo de obras y al fin pudo disponer la imagen de una digna capilla, cobrando desde entonces el nombre “de la Antigua” por su procedencia de la antigua mezquita-catedral. Ante ella se postraron los Reyes Católicos en 1478, regalándole una gran lámpara de plata por el feliz nacimiento en Sevilla de su hijo, el príncipe de Asturias don Juan. Y en 1493 Cristóbal Colón pidiéndole protección en su 2º viaje al Nuevo Mundo; bautizando con su nombre de Antigua la isla caribeña de Wadadli que pisó en este viaje, en agradecimiento. Carlos V la acogió y llevó siempre consigo después que estuvo en Sevilla en 1526 con motivo de sus bodas. Y lo mismo hizo Felipe II en 1578, pero mudando su lugar en la catedral y erigiéndole la suntuosa capilla que en la actualidad dispone. Antes Fernando I de Aragón, proclamado rey en el Compromiso de Caspe (1412) con intervención de nuestro paisano, San Vicente Ferrer, ya había creado una orden de Caballería con finalidades benéficas con su imagen como divisa. LA PATRONA DE PANAMÁ Característica de esta patrona es el hecho de que es la reafirmación de la memoria histórica de la Iglesia local panameña. Ya que fue la primera Diócesis, en tierra firme del continente americano y data de los primeros años de la evangelización en Panamá y consecuentemente en América Latina. En 1510 los primeros pobladores venidos de la Península Ibérica trajeron consigo la imagen de la Virgen María y era la Imagen de Santa María La Antigua cuya devoción era popular en Sevilla donde aún hoy se la venera. La imagen de la Santísima Virgen María se encontraba en una capilla lateral de la Catedral de Sevilla-España. Dicha catedral fue reconstruida en el siglo XIV, conservándose la imagen. Así vino a llamársele Santa María de la Antigua (es decir, de la Antigua Catedral). Santa María La Antigua fue la primera advocación llegada al Istmo de Panamá en 1510 y establecida primero en un poblado de Darién. Esto ocurrió cuando ese año llegaron Vasco Núñez de Balboa y el Bachiller Martín Fernández de Enciso. Le habían prometido a la Virgen María ponerle su nombre a un poblado si salían con vida de una feroz batalla que tuvieron con los nativos. Así fue que, tras la victoria, al poblado del cacique Cémaco le pusieron el nombre de Santa María La Antigua. En 1513 el Papa León X creó en el lugar donde se había construido un pequeño asentamiento humano, la primera Diócesis de Tierra Firme, con el nombre de Santa María La Antigua. El 15 de agosto del 1519 se funda la Ciudad de Panamá y se honra a Nuestra Señora del Verano o de la Asunción. Pero en 1524 la diócesis de Santa María la Antigua se trasladó a la recién fundada ciudad de Panamá. La advocación también se traslada y Santa María la Antigua pasa a ser, por continuidad eclesiástica, la titular de la capital de Panamá y patrona del Reino de Tierra Firme del Sur de Castilla del Oro, Panamá. Al principio todo el país era una sola diócesis. Hoy día (año 2000) Panamá cuenta con ocho diócesis. El 9 de septiembre del 2000, Año Santo Jubilar, la Conferencia Episcopal de Panamá proclama oficialmente a Santa María La Antigua como Patrona de la República de Panamá. El 27 de febrero de 2001, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en virtud de las facultades concedidas por el Sumo Pontífice Juan Pablo II, acoge la solicitud que elevara Mons. José D. Cedeño D. Arzobispo de Panamá, y confirma a Santa María La Antigua como Patrona ante Dios de la República de Panamá, con todos los derechos y privilegios litúrgicos como lo señalan las normas canónicas. ¿QUÉ SUCEDIÓ CON SANTA MARÍA DEL DARIÉN? Santa María la Antigua del Darién fue la primera ciudad fundada por europeos en Tierra Firme, en el continente americano, situada en el Mar Caribe; en la región del Darién. Fue fundada a finales de 1510 por Vasco Núñez de Balboa según el cronista Fray Bartolomé de las Casas o en 1509 según los relatos de los cronistas Oviedo y Cieza de León. Debido a que había problemas dentro del poblado de San Sebastián de Urabá, fundado por Alonso de Ojeda, y ya que esa zona donde se erigió era muy belicosa y malsana, Núñez de Balboa dispusó que Martín Fernández de Enciso, subordinado de Ojeda, trasladara el poblado al oeste del Golfo de Urabá, donde las tierras eran más fértiles y menos peligrosas, y dado que Núñez de Balboa conocía dicho territorio con anterioridad. Al llegar a esa región se encontraron con el cacique Cémaco y hubo resistencia de parte de los indígenas. Los españoles ofrecieron a la Virgen de la Antigua, venerada en Sevilla, que de salir triunfantes en la batalla, darían su nombre a una población. Cémaco fue vencido y en septiembre de 1510, cumpliendo con la promesa fue llamado Santa María de la Antigua del Darién. La iglesia (también la primera de tierra firme) se ubicó sobre la vivienda de Cémaco. Se constituyó un gobierno municipal, y se realizó en ella el primer cabildo abierto en el continente, designando a dos alcaldes: Martín Samudio y Vasco Núñez de Balboa, aunque posteriormente Núñez de Balboa iba a ser reconocido como único alcalde. También fue la primera sede episcopal en el continente; y a los pocos años fue la capital del territorio de Castilla de Oro y punto de partida para la fundación de muchas ciudades en el resto del continente durante la década de 1510 y del descubrimiento del Océano Pacífico en 1513. Cuando Pedrarias Dávila fundó la ciudad de Panamá en 1519, la ciudad entró en decadencia, debido a que, por orden del mismo Pedrarias, se dispuso el traslado de la capital de Castilla de Oro a Panamá, y de las personas, ganado y municiones a la nueva ciudad. A los pocos años Santa María fue abandonada, y en 1524 la ciudad fue asaltada y quemada por los indígenas. Abandonada en lo sucesivo se recubrió de selva y desapareció del registro histórico. Durante el periodo colonial la región de Urabá fue escenario de continuas disputas entre los indigenas Cunas y Embera en una guerra religiosa que se extendió hasta finales del siglo XX, además debido a que múltiples piratas Holandeses e Ingleses atracaban en la región, la corona española prohibió durante el siglo XVII bajo pena de muerte el transito por el rio Atrato, por este motivo esta la región estuvo alejada del proceso colonial. Tras la guerra de la independencia a principios del siglo XIX el territorio pasó a ser parte de la república de Colombia pero la situación de desarrollo de estas tierras permaneció en iguales circunstancias. Hasta principios del siglo XX se logró la pacificación de los Cunas en un acuerdo con el presidente Rafael Reyes y el cacique de la región. ORACIÓN DEL ACTO DE RENOVACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN DE LA REPÚBLICA DE PANAMÁ AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA Con motivo del Congreso Eucarístico Nacional y en la proclamación de Nuestra Señora de la Antigua como patrona de la República de Panamá: Santísima Virgen María, te proclamamos y te aceptamos una vez más como Madre de Dios y Madre nuestra. Acoge hoy nuestro clamor y abraza en el amor de madre a todos los que habitamos en esta Patria e imploramos tu protección. Tú has caminado siempre con nosotros desde los albores de la primera evangelización brindándonos tu amparo maternal bajo la advocación de Nuestra Señora de la Antigua. Al conmemorar hoy otro aniversario del nacimiento de la Iglesia Católica en nuestro País, los Obispos de la Conferencia Episcopal Panameña renovamos la consagración de la República de Panamá a tu corazón Inmaculado que en 1943 te hiciera Mons. Francisco Beckmann. Ponemos a tus pies nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. El Panamá que hemos sido y el que queremos ser. Bendice y acompaña a nuestros pastores, a las personas consagradas y a todo el pueblo de Dios. Fortalece a las familias panameñas para que siendo santuario de la vida estén siempre abiertas a acogerla como don de Dios y a defenderla desde la concepción hasta la muerte natural. Protege a nuestros gobernantes y dirigentes políticos para que con sabiduría y prudencia busquen el bien común y sirvan a la Patria más y mejor que a sus propios intereses. Suscita en la juventud la generosidad para responder a la voz de tu llamada. Que todos nosotros movidos por un profundo amor fraterno seamos solidarios y aprendamos a compartir lo que somos y tenemos con los mas necesitados superando las barreras del egoísmo, la marginación y toda forma de explotación. ¡Corazón Inmaculado de María! Te entregamos el sufrimiento de quienes se sienten solos y abandonados padeciendo en el cuerpo las angustias de la enfermedad, la falta de libertad o la esclavitud del vicio. Sé tú, oh Madre purísima y misericordiosa consuelo en la tribulación, alivio en el dolor y fortaleza liberadora del pecado. Alienta, oh Madre nuestro caminar y ayúdanos a realizar con eficacia la tarea de la nueva evangelización. Guíanos hacia Jesucristo, Pan de Vida, camino y esperanza para Panamá. Amén VIDEO DOMINGO DE RAMOS EN PANAMA IR AL INICIO

data:newerPageTitle data:olderPageTitle data:homeMsg
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: